El marcado CE de luminarias

LED5V. Artículos. Marcado CE Unión Europea

Los productos que se comercialicen por primera vez en el mercado único europeo deberán cumplir toda la legislación comunitaria aplicable. Con el fin de evitar los obstáculos técnicos al libre comercio intracomunitario derivado de las reglamentaciones técnicas nacionales, la Unión Europea ha desarrollado una serie de mecanismos normativos.

El mercado único es una de las piedras angulares de la Unión Europea. Este mercado interior, que se acabó de implantar plenamente en 1992, es un espacio sin fronteras interiores en el que pueden circular libremente las personas, las mercancías, los servicios y los capitales, de conformidad con el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. La libre circulación de mercancías en la Unión Europea se sustenta en los artículos 34 y 35 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que prohíben las restricciones a la importación y a la exportación entre los Estados miembros. La armonización comunitaria de las reglamentaciones sobre productos industriales existentes en los Estados miembros es el mecanismo idóneo para facilitar su libre circulación dentro del mercado único europeo. La armonización técnica permite eliminar los obstáculos técnicos derivados de las reglamentaciones nacionales divergentes y garantiza, al mismo tiempo, un alto nivel de seguridad y salud para los consumidores y los usuarios de los productos.

Inicialmente, el Enfoque Tradicional de Armonización Técnica consistía en adoptar directivas comunitarias particulares que establecían con gran detalle los requisitos técnicos que debía cumplir un producto para poder circular libremente en la Unión Europea. Esta circunstancia conducía a que el proceso de adopción de este tipo de directivas se dilatará excesivamente en el tiempo, debido a su elevado contenido técnico y a que para su adopción se requería unanimidad en el seno del Consejo. En 1985, con el fin de agilizar el proceso de adopción de las directivas de armonización técnica, ampliar la gama de productos cubiertos y reducir el control de las autoridades públicas antes de la comercialización de los productos, el Consejo aprobó la Resolución de 7 de Mayo de 1985. Esta Resolución sentó las bases de un nuevo marco legislativo para la armonización técnica de las reglamentaciones nacionales relativas a los productos industriales.

Este Nuevo Enfoque de la Armonización y Normalización Técnica se basa en cuatro principios:

  • La armonización legislativa se limita a la adopción, mediante directivas comunitarias, de los requisitos esenciales de seguridad y salud a las que deben ajustarse los productos comercializados y que, por ello, se benefician de la libre circulación en la Unión Europea.
  • Las especificaciones técnicas necesarias para la fabricación de productos que se ajusten a los requisitos esenciales establecidos por las directivas se fijarán con detalle en normas armonizadas. Dichas normas son elaboradas por los órganos europeos competentes en materia de normalización industrial (CEN, CENELEC o ETSI), que desempeñan esta tarea teniendo en cuenta el estado de la técnica.
  • La aplicación de normas armonizadas será voluntaria y el fabricante siempre podrá aplicar otras especificaciones técnicas para cumplir los requisitos.
  • Los productos fabricados de conformidad con las normas armonizadas gozarán de una presunción de conformidad con los requisitos esenciales que establece la directiva.

En 1989, el Nuevo Enfoque se completó con la Resolución de 21 de diciembre de 1989 del Consejo sobre un Enfoque Global de la Evaluación de la Conformidad, seguida de otras dos Decisiones del Consejo (90/683/CEE y 93/465/CEE), con el objeto de establecer especificaciones más detalladas sobre los procedimientos de evaluación de la conformidad que debían utilizarse en la legislación comunitaria sobre armonización y los criterios para su elección. Además, estas Decisiones establecieron por primera vez los principios generales relativos a la utilización del marcado CE de conformidad, marcado por el que el fabricante indica que un producto es conforme a todos los requisitos aplicables establecidos en la legislación comunitaria de armonización que prevé su colocación.

Desde 1987 se han ido adoptando progresivamente Directivas basadas en los principios del Nuevo Enfoque y del Enfoque global. Generalmente, cada una de estas se aplica a una amplia gama de productos industriales y peligros generados por dichos productos (por ejemplo, máquinas, ascensores, juguetes, material eléctrico, etc.). No obstante, también existen algunas Directivas que se centran en un fenómeno físico que puede ser un peligro en sí mismo o que puede generar un peligro (por ejemplo, emisiones sonoras, compatibilidad electromagnética, etc.). En consecuencia, puede que un producto tenga que ser conforme a varias Directivas de Nuevo Enfoque al mismo tiempo.

La revisión del Nuevo Enfoque finalizó en el 2008, cuando el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron la Decisión 768/2008/CE sobre el Nuevo Marco Legislativo para la comercialización de los productos. Esta Decisión constituye a partir de entonces el marco general para la elaboración de las futuras directivas de armonización técnica, pero también es un texto de referencia cuando se vayan a revisar las directivas vigentes. Este marco es aplicable tanto a las Directivas de Nuevo Enfoque como a las Directivas de Enfoque tradicional.

La Decisión 768/2008/CE establece, en forma de disposiciones de referencia, definiciones de términos clave, obligaciones generales de los agentes económicos (fabricante, importador, distribuidor), procedimientos comunes de evaluación de la conformidad, criterios para la notificación de los organismos de evaluación de la conformidad, procedimientos de salvaguardia y normas de utilización del marcado CE.

La aplicación del Nuevo Marco Legislativo se reforzó con la adopción del Reglamento (CE) 765/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, cuyas disposiciones son aplicables desde el 1 de enero de 2010. El fin de este Reglamento es establecer normas claras relativas a la organización y funcionamiento en los Estados miembros de la acreditación de los organismos responsables de evaluar la conformidad de los productos destinados al mercado comunitario. En segundo lugar, establecer un marco comunitario de vigilancia de mercado y control para dichos productos. Finalmente, establecer los principios generales relativos al marcado CE de conformidad.

El «Marcado CE» es el marcado mediante el que un fabricante indica que su producto es conforme a los requisitos aplicables de la legislación comunitaria de armonización técnica que prevé su colocación. Sin embargo, este marcado no proporciona por sí solo una información detallada sobre cuáles son las directivas de armonización que el fabricante ha aplicado en el diseño y fabricación de su producto. Por este motivo, es necesario que cada producto vaya acompañado de un documento, denominado «Declaración UE de Conformidad», donde se detallen las referencias de las directivas aplicadas.

En el caso de que un producto esté dentro del ámbito de aplicación de varias directivas de armonización técnica que requieran la redacción de una «Declaración UE de Conformidad», se recomienda elaborar una única declaración donde se haga referencia al cumplimiento de dichas directivas y se incluya toda la información requerida por cada una de ellas.

Mediante una exhaustiva revisión de la Directivas Europeas en vigor aplicables a productos industriales tanto en la información disponible en el apartado de la Comisión Europea relativo a “Mercado Interior, Industria, Emprendemiento y PYMES” como la del  Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y la del Ministerio de Agricultura y Pesa, Alimentación y Medio Ambiente, se puede desprender que las directivas que afectan a la comercialización de luminarias LED serían las siguientes:

  • Directiva 2014/35/UE – sobre la armonización de las legislaciones de los Estados miembros en materia de comercialización de material eléctrico destinado a utilizarse con determinados límites de tensión. “Directiva de Seguridad Eléctrica”.
  • Directiva 2014/30/UE – sobre la armonización de las legislaciones de los Estados miembros en materia de compatibilidad electromagnética. “Directiva de Compatibilidad Electromagnética”.
  • Directiva 2011/65/UE – sobre restricciones a la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos. “RoHS2”.
  • Directiva 2012/19/UE – sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. “RAEE2”.
  • Directiva 2009/125/CE – por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía. “Ecodiseño”

Por lo tanto mediante el “marcado CE” LED 5V, S.L. indica que sus productos son conformes a los requisitos aplicables de las mencionadas directivas europeas.

Autor: Benjamín Bentura Aznárez / Doctor Ingeniero Industrial / Socio fundador LED 5V y Responsable I+D

Solicite anteproyecto sin compromiso

Solicite un presupuesto sin compromiso. Estaremos encantados de diseñar la mejor solución para sus necesidades de iluminación.
Superior

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies